1º MÁRCATE UNOS OBJETIVOS

Párate un momento y siéntate a pensar qué e slo que quieres alcanzar con tu estrategia. No es lo mismo trabajar para alcanzar una mejor reputación, que para conseguir ventas o para hacer tu marca más importante.

2º ESTUDIA A TU PÚBLICO OBJETIVO

No todas las personas somos iguales ni tenemos los mismos gustos ni siquiera las mismas necesidades. Por eso debes replantearte y saber muy biien que características tienen en común todas aquellas personas a las que va dirigido tu producto o servicio y a las que les puede interesar contratarte o comprar lo que vendes.

3º LENGUAJE Y SOPORTES

Si ya has averiguado qué tipo de público es tu cliente ideal, podrás enfocar el tono que emplear y el tio de lenguaje que has de utilizar, en tus textos, web, emails… El lenguaje puede ser formal, divertido, coloquial, serio, fresco, distante, sobrio…

Debes tener en cuenta cuál es el que encaja con tus clientes y elegir las plataformas en las que se encuentran, redes sociales, blog, webs, platafromas de vídeo, de música…

4º CREA CONTENIDO DE CALIDAD

No seas cutre por favor. Invierte en medios para crear contenido de alta calidad, con buen sonido, buenas fotografías, buenos textos y sobretodo original, distinto e innovador.

Son multitud de empresas las que suelen competir en el mismo sector, la clave está en marcar la diferencia.

5º CALENDARIO DE PUBLICACIONES

Organízate y crea un cronograma para saber qué días y a qué horas debes publicar tu contenido, así evitarás duplicar cosas y olvidar nada.

El público es exigente por naturaleza y demanda, por lo que si no cumples con los plazos se aburrirá y podrá dejar de seguirte o creer que no eres serio.

6º INTERACTÚA CON TU PÚBLICO

Habla con tus clientes, con los reales y con los potenciales, aclara sus dudas, contesta a sus mensajes en redes sociales o a los emails que te manden. Cada vez los usuarios son más impacientes y reclaman respuestas inmediatas. No lo estropees no atendiendo sus demandas, siempre dentro de un horario lógico, está claro.

7º MIDE, MIDE Y MIDE

Cuando ya lleves un tiempo compartiendo y publicando contenido, ya sea en la web, en blog o redes sociales, debes medir resultados. Fíjate que es lo que más funciona con tú público objetivo, desde dónde obtienes más ventas, más consultas o más mensajes. Cuando sepas que es lo que mejor funciona, dále un impulso! Pero ojo, no dejes de hacer las demás cosas, ya que en internet cada día el viento sopla de un lado y nunca se sabe cómo cambian nuestros usuarios o las redes sociales mismo.

Y hasta aquí el post de hoy! Espero que te haya gustado y que puedas empezar por lo menos por una pequeña estrategia resumida en estos 7 pasos e ir implementando día a día mejoras en tu negocio.

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en escribirme!